Presidenta: Solveig Nordström

Asociación sin ánimo de lucro. Inscrita en la Federación Espírita Española.

"Tendré siempre mis oídos abiertos para escuchar el llanto de alguien y mis ojos estarán observando para descubrir a los solitarios, escondidos en los pliegues de su manto de amargura" (Rabindranath Tagore)

24 de abril de 2020

POESIA






ESTESIA

...Es de noche, y cierro los ojos, mientras la muerte me abre la puerta de la liberación, llamándome a encontrarme contigo, y me embeleso con las estrellas engarzadas en el terciopelo azul oscuro de la bóveda celeste, formando una sendero resplandeciente por el que debo seguir.

Artista de la Vida, ¡cuánta sensibilidad en Tu creación!

Tu voz que canta, en la música de la Naturaleza, continúa en el arpa de mis sentimientos irradiando sonidos y belleza, llamándome en dirección a Tu amor sin interrupción.

Inmortal, antes del tiempo y después de los siglos, me inclino ante la ventana de la eternidad para que la magia de Tu obra me haga cada vez más Tuyo, embriagándome de felicidad.

En Tu homenaje aquí deposito mi rosario de canciones para los oídos del mundo, y principalmente para aquellos que, por no haberte encontrado todavía, se niegan a descubrirTe en la sensibilidad de la Vida.

Tagore, Salvador, 5 de mayo de 1984





pájaros libres

XXIX

Amigo, desvela el ropaje de las ilusiones infanto-juveniles y asume la madurez de tus días.
Ya pasaron las horas distraídas en que los proyectos lúdicos se convertían en realidad, en el mundo de las fantasías.
Rasga las vestiduras de los sueños y enfrenta las responsabilidades que te llaman, desafiantes, para las tareas adultas.
La sociedad es el campo a cultivar con los fuertes instrumentos de la voluntad y del deber.
Mientras te lamentas por los días que pasan, más veloces se acumulan las horas en la noche del reloj de arena del tiempo, deslizándose y huyendo hacia el pasado.
No te das cuenta de que ésta es tu oportunidad feliz de escribir el futuro con tus actos. La insistencia en la ignorancia del deber no lo anula, ni hace que sucumba en la erosión de sus estructuras expuestas al clima de abandono.
Tu cuerpo alcanza la plenitud de fuerzas, pero la mente se demora en los antiguos juegos de la infancia.
La edad es cobrador inclemente, y luego te derrotará al paso de los años, con los equipos orgánicos desajustados y sin acción auto-reparadora.
Utiliza el verano, que se desvanece en otoño gris, en el camino del peligroso invierno de las energías agotadas.
Asume tu papel en el mundo, amigo, y cambia el paisaje íntimo, cambiando para mejor las condiciones del medio donde te encuentras.
Psicografíados por Divaldo Pereira Franco en sus libros "Estesia" y "Pássaros livres".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...