ACTIVIDADES

Presidenta: Solveig Nordström

El uso de esta web implica la aceptación de su Política de Privacidad - VER

28 marzo 2021

EL DUELO

 

Próximos encuentros por ZOOM

https://us02web.zoom.us/j/89571657425 

 

 1ª Sesión: 10 de Abril de 2021(19:30 h)

 

Fases del duelo. Film “All that jazz”

Adriana Beneitez

 

El duelo con Sol. Libro Estoy en duelo

Elena Bas 

 

Cinco invitaciones para que hablemos de la muerte

Maryemi Alonso


El duelo real o simbólico

 José Alonso

 


2ª Sesión: 17 de Abril de 2021 (19:30 h)


 El duelo desde el Evangelio Espírita

 Alessandra de Almeida

 

Constelaciones familiares y duelo

Fernanda Paim

 

Desligamiento y Duelo del Espíritu

 MarySol Muñoz

 

Visita de Sri Yuteswar tras su muerte a Yogananda

Rosa Antón



21 marzo 2021

HOMENAJE A SOL DE ROSA ANTÓN

Solveig Nordström, RAYO DE SOL TORRENTE DEL NORTE, así llegó Sol a mi vida como un rayo de sol y un torrente del norte. 

Conocí a Sol a finales de verano del año 1979 en el “Centro Mediterráneo”, donde impartía clases de yoga. Los siguientes encuentros transcurrieron entre el “Club Europeo” y “Ananda Ashram”, la casa que compartía con su marido Gunnar Tholèn.

Con ellos se reunía un variado número de alumnos, no sólo de Benidorm sino también de los pueblos colindantes; asistían periódicamente y durante años alumnos de Alicante y Valencia, así como un elevado número de extranjeros residentes en la zona.

Gunnar era un hombre culto, infatigable viajero, profundo conocedor de la India; junto con Sol y a través de su exquisita y didáctica forma de expresarse, nos introducían en las costumbres, la filosofía y la espiritualidad de la India. Con mucha dedicación, amor y paciencia, Sol nos explicaba y comentaba la esencia del Bhagavad Gita., los Yoga Sutras de Patanjali, Los Upanishads, la mitología de los dioses hindúes, introducción al sánskrito, mantras etc.

Recuerdo con emoción los comentarios de Sol y Gunnar sobre la vida de los santos cristianos, como San Francisco de Asís, Santa Teresa de Ávila y San Ignacio de Loyola entre otros. Leíamos y comentábamos pasajes del Nuevo Testamento en un entorno realmente paradisíaco entre los algarrobos, palmeras y bougainvillas que rodeaban la casa. Sus palabras provenían del corazón.

Las clases de Sol eran magistrales y completas. Nos enseñaba a relajar y armonizar cuerpo, mente y espíritu. 

 Durante sus clases con ejercicios que combinaban pranayamas y bandhas parecía que el tiempo no existía, “el tiempo estaba parado”. A través de asanas, mudras y meditación, Sol nos guiaba hacia la introspección y el silencio interior. Allá, en lo interior, con el silencio mudo, nos instaba a abandonar el mundo, la materia. “No solo somos carne y huesos”, susurraba, “sino que también somos energía, luz, espíritu; reposa en ese místico silencio y abrirás la puerta para que el Espíritu Supremo se te comunique, se una contigo y te transforme.”

Una de las cosas que me cautivaron de Sol fue su amor y su desinterés económico. Sus clases eran prácticamente gratuitas; Sol es una maestra en el Bhakti Yoga (el yoga del amor y la devoción).

Aparte del yoga, Sol nos enseñaba danza. Yoga y danza pueden parecer una combinación rara, pero para Sol la danza era una terapia ancestral tan sagrada como el yoga que nos ayudaba en la autorrealización. Nunca se trataba de competición.

Hacíamos ballet clásico, flamenco y danzas folklóricas de todo el mundo, como hipnotizados por la maestra; esos movimientos simbólicos y sus giros nos transportaban a estados de conciencia transpersonal.

Gracias a los contactos que Gunnar y Sol mantenían con la India y las culturas antiguas de Europa hemos tenido el privilegio de conocer a verdaderos maestros que con frecuencia eran invitados de “Ananda Ashram”. Caben destacar Swami Rama Theertha, Eugenia Basilewsky, Prashant Lal, Swami Amarananda, Lucile Armstrong, Christina Olivecrona. También tuvimos el privilegio de ser guiados por Gunnar a la India y conocer personalidades como: Swami Ranganathananda, Swami Chinmayananda y Swami Prashad.

 


 

Para terminar, quiero tomar prestadas unas palabras del fundador del moderno movimiento Hare Krishna, Swami Prabhupada y “ofrecer mis respetuosas reverencias a los pies de loto de mi maestra espiritual”. Tú, Solveig Nordström, has abierto mis ojos con la llama del amor y la llave mágica del conocimiento. 

Que Dios te bendiga eternamente.


HOMENAJE A SOL DE JUAN MIGUEL

 JUAN MIGUEL ASENSI


Recuerdo de mi estancia en el Ashram Ananda, el ambiente, la gente que compartíamos las clases. Éramos de diferentes países y en aquel entorno, a las faldas de Sierra Gelada, parecíamos vivir fuera de este mundo.

Solveig y Gunnar eran como dos hermanos, o como dos amigos, o como dos guías. Las mejores clases de yoga las aprendí con Sol y recuerdo, especialmente, el curso de yoga acuático que nos impartió en el Balneario de Fortuna. Lo mismo que la meditación, los mantras y los cánticos. 

 

Habían intereses espirituales, éramos como una hermandad, una célula de nuevos hombres, hombres del futuro.

Esperábamos con impaciencia la danzaterapia el día de las clases. Hablábamos, investigábamos, siempre en un ambiente cordial y distendido.

Conocí personas muy especiales, sensibilizados todos por ese afán de compartir y comunicar nuestras experiencias…

Fuera del tiempo cotidiano, creo que todos los discípulos de Solveig añoramos aquellos años de vivencias que nos hicieron crecer humana y espiritualmente.

Aparte de impartir clases de música, que es mi profesión, otra de mis ilusiones fue la creación de unos seminarios con pocos niños, en los que principalmente abordábamos el tema del talento. Dibujábamos escuchando música, jugábamos al ajedrez y aprendíamos diversos instrumentos. A raíz de esto, escribíamos un cuento ilustrado como síntesis de nuestros estudios.

Mi deseo más profundo, que es mi utopía, es la creación de una Academia basada en una recopilación de ejercicios físicos, mentales y espirituales. Es la idea de crear una enseñanza personalizada en integral, dotando a los alumnos de una técnica que les permita trabajar en los niveles fundamentales. Despertar sus talentos como la música, la poesía, crear espacios nuevos. Desarrollar la fantasía en un ambiente solidario. Naturalmente yo absorbí en las clases de Sol, ejercicios, calidad humana y, la convicción, como dice Krishnamurti, que “también se transmite la personalidad del educador”.

 






 

HOMENAJE A SOL DE ELENA BAS

 PROFESORA ESCUELA DE LONGEVIDAD

 

A Sol, mi amada maestra, amiga y madre espiritual.

¡Qué decir de Sol!

Tengo ya 65 años y el tiempo me ha pasado ahora veloz pero, han sido casi 40 años de profunda amistad, respeto mutuo y amor desinteresado.

Me la presentó el Dr. Verdú. Me dijo un día “Vas a conocer a una gran profesora de yoga” y, allí estaba ella esperándome con los brazos abiertos junto a su marido Gunnar, en la puerta de su ashram en Alfaz. Fueron unos años de ir y venir los fines de semana a ese paraíso donde yo podía practicar el “karma yoga” (trabajo desinteresado)

Mi hija Elena, que, por entonces tenía 6 ó 7 años, me acompañaba con frecuencia. Gunnar, le hacía preciosos collares con flores de jazmín de su jardín.

Sol, me decía: “no hagas nada de la casa”, tú estudia yoga, aprende sánscrito y Gunnar “no, Elena, tiene que aprender inglés”. Con Gunnar pasaba 3 ó 4 horas, después de comer, hablando de Dios. Eran los momentos más felices de mi vida. El me decía “el amor es la gran fuerza que une al universo y todo lo que en él hay”.

Después de unos años, ellos venían a mi casa de Valencia, Gunnar estaba delicado de salud y visitaba a un médico cercano a la mía. Yo les agasajaba en mi pequeña escuela de yoga y casa. Me quedaba esperándoles hasta muy tarde y ya tenían preparada la cena vegetariana, sus zumos naturales. ¡Es que eran mis padres espirituales! Les amaba.

Luego, Gunnar, desencarna y quedo desolada. ¡Ya no hablaría con nadie más como solía hacerlo con él, de la vida espiritual.

Sol se traslada a su departamento en Benidorm y ya mis visitas se ciñen a ir de vez en cuando. ¡Pero siempre deseando verla! Hablábamos por teléfono todos los meses. Nos escribíamos cartas a mano. Luego, llegaron los e-mails.

Sol era “mi paño de lágrimas”. Nunca me daba consejos. Solo me animaba a seguir “el camino”. Y yo, con fuerzas renovadas tras nuestros encuentros, conversaciones o, escritos, seguía con mi vida cotidiana, mi familia…

Me introdujo en el Espiritismo al mismo tiempo que se consolidaba su centro y, me presentó a Divaldo. Asistía a congresos espiritas tanto en Benidorm como en Valencia donde ya pertenecía al grupo espirita con mi querida Santi de presidenta.

Sol, el 27 de diciembre del año 2019 me envió el libro “Al borde del infinito” de Divaldo. ¡Que letras y pensamientos tan profundos del espíritu de Joanna de Angelis!

En mayo del año 2019 fui con dos alumnas de mi escuela de yoga a verla. Fue un emotivo encuentro para las tres y, sería ya la última vez que la vería y ambas lo sabíamos.

El 23 diciembre del año 2020 tenía billete y hotel reservado en Benidorm para ir a verla pues un mes antes tuve un maravilloso sueño pero claramente premonitorio de su desencarnación. El viaje tuve que cancelarlo por el cierre perimetral por la pandemia. Lloré mucho.

En mi sueño, Sol, estaba vestida con un traje muy especial, gaseado pero no transparente. Iba como andando en lateral en un bello jardín de flores de colores desconocidos y nos decía a todos los que la mirábamos “me voy donde siempre quise estar”.

Al escribir esto me voy quedando con estos dos últimos años de nuestros encuentros vía Skype ¡quien nos lo iba a decir a las dos, estando lejos estábamos cerca!

José Alonso, con mucha paciencia y su generosidad enmarcaba el ordenador en la estancia de la casa de Sol para los que, vivíamos fuera, pudiésemos participar de las reuniones espíritas en el centro “Anna Franco” de Benidorm, los sábados, de donde ella era presidenta.

 

Querida Sol, amiga, maestra, mi madre espiritual, gracias por haber compartido retazos de nuestras vidas, enseñarme lo que es el “Amor” y entrega a los demás y, como te dije un día, “Espero tus noticias cuando estés en el cielo” y, ella, me guiñaba un ojo, me cogía de las manos y me decía “seguro que si”.

Namasté, Sol.

20 marzo 2021

HOMENAJE DE D. JESÚS MORENO

 Casi veinte años cerca de Sol 

 


             Quiero contribuir con estas apretadas líneas a rendir un homenaje a esta mujer tan especial, porque su personalidad no te podía dejar indiferente: una sueca latinizada, con una trayectoria vital muy rica, con unas convicciones marcadas, con una gran autoexigencia, con un corazón siempre sensible, atento para prestar su ayuda, su tiempo, su dedicación. Para ella, cualquier gesto se hacía grande, porque tenía un corazón grande, grande, grande…

            Pero empecemos este testimonio desde los primeros momentos en que conocí a Sol y empecé a gravitar en torno a ella… Entró en mi vida a principios del nuevo siglo XXI. Yo estaba en un momento en mi vida con muchas inquietudes hacia el mundo espiritual (no del religioso, del que estaba ya saturado). Así que un día cayó en mis manos un cartelito en una herboristería de Benidorm, de la charla y encuentro con una afamada médium canadiense: Marilyn Rossner. El encuentro fue en Alicante. Allí me desplacé desde mi localidad (Villajoyosa). La verdad que poco recuerdo de la hora y pico de esta mujer hablándonos del mundo de los espíritus y de los mensajes que iba repartiendo personalmente a gran parte de la audiencia. Pero lo mejor para mí fue a la salida, en una mesita había unas pequeñas octavillas amarillas son un diseño muy sencillo, y en el que se invitaba a conocer el centro espírita Ana Franco, en Benidorm. Como mi inquietud seguía insatisfecha, a los pocos días telefoneé a este sitio para concertar una visita. Entonces conocí a Sol, y también a Rosa. Y nuestra amistad perduró cerca de dos décadas, hasta que en fechas recientes desencarnó y ahora está en ese imperecedero mundo del que tanto y tanto nos habló. Estoy convencido de que alguien del otro lado se valió del encuentro con Marilyn para que Sol entrara en mi vida.

            En los primeros años de amistad con Sol leí y comenté con ella los libros de Allan Kardec; participé con Sol en un congreso internacional de la Sociedad Espírita Española en Valencia, en varios congresos nacionales en Calpe, y en alguno más limitado en el Albir. Pero bueno, a mí lo que me marcó fue que me enseñó un poquito de sanscrito, pues recitábamos y cantábamos mantras. También recuerdo con emoción y cariño la fiesta de reyes de varios años en su casa (la sede de la escuela espiritista Ana Franco), en compañía también de Rosa, Tanit y Adriana. Tomábamos un poquito de sidra, turrón (blando), renovábamos los cargos de la Asociación, y nos proponíamos metas para el nuevo año. ¡Ah!, lo que siempre me llamó la atención en ella fue su incansable autoexigencia para el trabajo (traducciones, reuniones, disponibilidad para desplazarse…); pero claro, ¡se trataba de una mujer nonagenaria y de movilidad limitada!

 

            Otra faceta que quiero destacar es que vino a mi instituto de secundaria en Villajoyosa, La Malladeta, allá por el 2014, para tener un encuentro con los alumnos de mi tutoría, estudiantes de 4º de ESO, quince y dieciséis años. Allí esta pequeña mujer, rodeada de cerca de treinta adolescentes: se crecía y transmitía entusiasmo. Con este encuentro lo que pretendía era que estos jóvenes conocieran a una mujer diferente y así marcara sus vidas, salieran de la mediocridad y aspiraran a buscar y perseguir lo mejor de cada uno. Por último, también vino Sol a la escuela de yoga de Beatriz, en Polop. Allí, con adultos nos abrió su corazón y compartió sus enseñanzas.

 

            Bueno, y esto es todo, querida Sol. Siempre estarás en mi corazón.

Jesús Moreno Ramos

Catedrático de Lengua y Literatura Española

Sol en la Vila 29/5/2015

Sol en la Vila 29/5/2015




Sol y grupo 5/1/2018


Sol 12/7/2017

Sol 12/7/2018

Sol en Polop 9/2/19

Sol cumple 12/7/2017

Ninot de Sol en Hogueras 2019





14 marzo 2021

HOMENAJE DE MERCEDES A SOL

 Homenaje de la profesora Mercedes Ciges a Solveig Nordström en el Faro de Alejandría con fecha de enero de 2019




HOMENAJE DEL DR. VERDÚ

El doctor Francisco Verdú nos envió este homenaje a Sol haciendo referencia a su libro Ananda. Pulsando sobre el botón en la parte superior derecha se puede ver  el archivo en ventana aparte ampliado.



29 enero 2021

HOMENAJE A SOL DE JOSÉ Y EMI

El pasado día 21 de enero de 2021, Sol dejo su cuerpo físico con 97 años para pasar al mundo espiritual, con mucha paz y serenidad acompañada de nosotros mientras hacíamos una lectura de un pasaje del Evangelio y con los cuidados día y noche en sus últimos meses de su querida ahijada Rosa.


La conocimos a principios de 2019 y empezamos a asistir a las reuniones de estudio de los libros de Alan Kardec una vez por semana, a la que se fueron uniendo más personas como Alessandra que fue constante con su presencia en las reuniones como nosotros.

Nos habló de Divaldo y de su mentora espiritual Joanna de Ángelis  y nos dejó libros suyos. Conocimos a Divaldo en 2011 y me pareció un orador excelente pero no sabíamos nada acerca de su obra en la Mansión del Camino que acoge a más de seiscientos niños adoptados, además de dar estudios de primer y segundo grado, alimentar a más de 5.000 personas diarias, de las salas de parto natural, de la atención odontologíca, de la enseñanza de música y danza, además de la enseñanza de la ciencia, filosofía y moral espírita a aquellos que lo requieran sin ser condición indispensable para recibir las atenciones que ofrece.

Sol nos comentaba que tenía un anhelo que era traducir los libros de poesia de Tagore psicografiados por Divaldo.

 

Al conocer la gran obra que realizaba Divaldo como benefactor en Salvador de Bahía y su esfuerzo cada año recorriendo mundo llevando el mensaje de paz y amor del Espiritismo nos ofrecimos a colaborar por si podía ser de utilidad, y junto con Alessandra nos pusimos a trabajar en la primera traducción de Pájaros libres. Eran unos poemas preciosos con la técnica de verso libre que utilizaba Tagore en sus obras, además en cada poema había una enseñanza que describía a través de las historias de los devotos hacia su Maestro en India que era quien podía mostrarles el camino interior hacia la Divinidad.

No fue fácil traducir manteniendo la idea y a la vez la belleza de la poesía pues suponía una doble ddificultad, pero con la supervisión de Sol llegamos a traducir también el segundo libro "Sensibilidad". Nos pareció una poesía más accesible, quizá por el esfuerzo realizado anteriormente y porque conocíamos ya un mayor número de palabras en portugués y formas de expresión. 

Seguimos colaborando en las tareas de mantenimiento de la biblioteca espírita que tiene, comprobando y señalizando los libros para una mejor localización, aunque el mayor trabajo de registro ya estaba hecho.


 

Compartíamos con ella nuestra afinidad por la cultura y sabiduría oriental, la alimentación y medicina natural, la poesía. Con todo el tiempo siempre transcurría tan rápido que después de las reuniones seguíamos comentando mientras realizabamos tareas más relacionadas con la administración del centro.


 

Me pidió encargarme del centro espírita, pues se sentía un poco cansada para algunas tareas, por mi parte quería ayudarla en lo que fuese pero no sabía como representar ese cargo. Ella me dijo que sólo tendría que hablar y le comenté que tenía que recibir alguna confirmación por parte de los Espíritus Benefactores. Entonces cuando había olvidado este tema unos meses después y de forma inesperada tuve la confirmación solicitada.

Me puse manos a la obra y creamos un blog con los artículos que nos parecían más adecuados, más adelante compramos el dominio para el Centro y Alessandra nos sugirió abrir cuenta en Facebook, más tarde en Youtube subiendo videos que ibamos grabando y cuentos que ibamos creando con un formato muy simple. También creamos cuentas en Instagram y Pinterest con la intención de hacer llegar el mensaje Espírita en las redes sociales. Nuestra recompensa fue que a principios de este año las visitas aumentaron un 300%.

Como el Centro Espírita Ana Franco tiene el nombre de la madre de Divaldo, tuve que pedirle permiso, pues el compromiso que tenía era con Sol que había sido su traductora en Suecia durante años. Divaldo nos permitió continuar con la ayuda de Sol y de los Espíritus Espíritas.


Hemos visto a Sol como una trabajadora incansable en todas sus facetas, tanto en las profesionales como en las espirituales y espíritas. 

Hasta los últimos días estuvimos grabando un audiolibro "Momentos de fuerza interior" de Joanna de Ángelis psicografiado por Divaldo Pereira Franco por encargo de la Federación Espírita Sueca, ya que es muy conocida y admirada también en Suecia debido a las 26 publicaciones espíritas que tradujo a su idioma natal, que pueden verse en la página de "Traducciones" en este mismo blog.


También, ultimaba un borrador para un artículo que le habían encargado sobre las diosas de la antigüedad que había descubierto en sus excavaciones como arqueóloga en nuestro país y su relación con la variedad de vírgenes de nuestra cultura.


Asistió a las reuniones del centro espírita participando con toda lucidez hasta la última reunión en la que hizo una despedida ofreciendo su ayuda, después de desencarnar, para favorecer al centro y a aquéllas personas que solicitaran su consuelo, pues tenía experiencias marcantes sobre la existencia de la vida después de la vida.

Su lema era "Tendré siempre mis oídos abiertos para escuchar el llanto de alguien...".

Curiosamente ese último día de la reunión de estudios espíritas tuve la misma sensación como el primer día que la conocimos, y parecía repetir las mismas palabras que nos dijo ese día, hablándonos sobre lo importante que era  saber, en lugar de creer, que la muerte no existe, ya que ese conocimiento nos quitaría el temor y resistencia que tenemos hacia  ese momento final. 

Saber que al dejar este cuerpo podemos seguir evolucionando como espíritus inmortales que somos, sin necesidad de quedar inmersos en mundos inferiores.Fue como algo prodigioso para que pudiera hacer una comparación entre ese momento inicial y el estado de conciencia más avanzado en que nos encontrábamos actualmente.  

Alcanzar ese estado de conciencia requeriría de nuestra parte hacer los méritos necesarios y actuar con una ética y moral  que es imprescindible para habitar esos planos superiores extrafísicos de estudios y servicios a la humanidad.

Pidió perdón a todos y nos dejó la misión de continuar con su obra, seguir con la tarea de esclarecimiento y consolación para quienes lo soliciten y estar dispuest@s a seguir las directrices de los Espíritus Superiores que estarán asistiéndonos siempre.

Infinitas gracias Sol por todo lo que nos has dado y hemos compartido. Nuestro interés ha sido siempre el de agradecerte y ayudar.

Con amor José Alonso y Emi Alonso






25 enero 2021

VIDA DESPUÉS DE LA VIDA

 


 

Muchos hombres atentos solamente a sus preocupaciones cotidianas no tienen demasiado interés en pensar en lo que va a suceder después de la muerte, conllevando esa actitud a un olvido temporal durante la vida de ese inevitable tema.

La ocultación de la verdad de lo que significa morir para el hombre fue extendida desde hace siglos, camuflada bajo una capa nebulosa y espesa. ¿Por qué motivo?

De una forma indirecta o intencionada, generada por miedo e ignorancia a lo desconocido, añadido a la ansiedad que causa el no saber en realidad qué es lo que va a suceder cuando llegue la hora de partir; o incluso por el dominio que unos pocos pueden ejercer sobre una masa de ciudadanos ignorantes de las verdades espirituales, son algunos de los motores por los cuales se mantuvo y aún se mantiene a un gran conjunto de la sociedad humana en la infancia del saber espiritual.

Actualmente la forma de vida está centrada en los placeres efímeros de adquisición y acumulación de bienes materiales que tienen como resultado un desvío de intereses, llevando a la mente a un estado ilusorio acarreando una insatisfacción permanente al hombre, donde la muchedumbre de una manera general, perdida, no sabe solventar sus inquietudes.

Sumergido en sus labores de conquistas exteriores, el hombre no es feliz, no es mejor que hace siglos, estos siglos donde los minutos de la eternidad han sido testigos de la creciente insatisfacción y desesperación humana; siglos donde el hombre levantó sus ideales bajo los cimientos de las apariencias vacías, no trayéndole a pesar de los años ningún sosiego, ni siquiera una clara noción de su porvenir.

Esa manera de vivir y ese comportamiento no proporcionan sostén alguno en la marcha de la confección de un ser integral, es por el contrario, como un generador de insuficiencias morales, excesos y sublevaciones, brindándole el campo labrado  de las pasiones, donde viven gobernando los instintos inferiores. En la investigación de algo que le conforte las ansiedades prioriza la satisfacción de las necesidades eminentes; de los apetitos y de los deseos,  perdiéndose en la propia búsqueda de sí mism@.

A pesar de todos los esfuerzos, de todos los intentos de la sociedad en alcanzar el progreso innovador, el hombre aún titubea en la inseguridad de su futuro, no encontrando las respuestas a sus inquietudes. Amedrentado, prefiere no pensar y solamente vivir el hoy y ahora, en un descenso vertiginoso en la montaña rusa del materialismo donde desprovisto de los valores morales, se descarrila.

La suposición de la desaparición del ser humano con la muerte, lejos de ser veraz, es un engaño superlativo que no se puede absolutamente creer ni fomentar.

El espiritismo viene a esclarecer con la ayuda de nuestros hermanos desencarnados, las necesidades de mejorar las conductas desviadas para poder avanzar en la escala evolutiva, como seres que sobrevivimos, seres inmortales que somos.

La Doctrina Espírita nos ofrece testimonios a través de las experiencias de los que ya partieron, en los ejemplos de comportamiento y las consecuencias de las actitudes del día a día en la situación posterior a muerte del hombre.

La muerte, no simboliza en absoluto y en hipótesis alguna el término de todo, ya que no existe,  siendo en realidad solamente un sinónimo de transformación.


A diario, nosotros somos testigos de esa transformación necesaria e irrevocable en todos los hechos que concierne a la Naturaleza y a todo el Universo. Todos los seres vivos de manera general vamos cambiando en diferentes etapas de la vida y la muerte es un cambio más que todos realizaremos. Basta detenerse y analizar la vida. Nuestro propio cuerpo material es un ejemplo, ya que se renueva periódicamente, pero podemos observar que la memoria y el pensamiento son siempre fieles a sí mismo,  hay pues un principio inteligente que mantiene esos cambios y que hace que no perdamos nuestra identidad a lo largo de la vida.

Ese principio inteligente es el espíritu actuando sobre la materia que agrupa, asociando todas las potencias intelectuales manteniendo de ese modo las características físicas de cada uno.

León Denis, unos de los defensores y propagadores del Espiritismo, en “Después de la muerte”, nos dice: “Si nuestra entidad espiritual se mantiene y persiste a través de la perpetua renovación de moléculas y las transformaciones de nuestro cuerpo físico, la disgregación, la desaparición final de este último no podrán alcanzarla tampoco en su existencia.

Hemos visto que nada se aniquila en el Universo.
Cuando la química nos enseña que ningún átomo se pierde, cuando la física nos demuestra que ninguna fuerza se desvanece, ¿cómo creer que esa unidad prodigiosa en que se resumen todas las facultades intelectuales, que ese Yo consciente en quien la vida abandona las cadenas de la fatalidad, puede disolverse y aniquilarse?

No solamente la lógica y la moral, sino también los hechos mismos, hechos de orden sensible, a la vez fisiológicos y psíquicos, todo concurre, mostrando la persistencia del ser consciente después de la tumba, a probarnos que el alma se encuentra más allá del sepulcro tal cual ella misma se ha formado por sus acciones y sus esfuerzos en el curso de su existencia terrestre.”

 El alma es un espíritu eterno, encarnado momentáneamente en un planeta material, cuyo cuerpo es la envoltura temporal de materia perecedera que utiliza para domar sus instintos inferiores y ejercer sus potenciales divinos, a través de las vivencias en situaciones que lo experimentarán y que le van proporcionando el campo íntimo necesario para que el espíritu avance en su marcha evolutiva.


Después de un período de tiempo, que nosotros reconocemos como “vida”, el espíritu desecha ese cuerpo que ya no le sirve, por diversos y diferentes motivos y vuelve a la patria espiritual, para seguir su aprendizaje en un período de erraticidad.


No debemos confundir el cuerpo, la sangre, las venas, los músculos, con la razón, con la voluntad o el juicio de nuestro ser que están regidos por la conciencia del espíritu.


Ese proceso ocurrirá cuantas veces sea necesario hasta que el espíritu llegue al nivel exigido, es lo que se denomina reencarnación.

Ese mundo espiritual que no vemos normalmente, por nuestros sentidos densos, está en otra faja de vibración, en otra esfera de sensaciones, pero existe, es el mundo original o primitivo, preexistente y superviviente a todo.

El mundo que se deja al desencarnar o morir es el mundo material, secundario, que si no hubiese existido jamás, no causaría ningún perjuicio para el mundo espiritual.

La única certeza que cualquier persona puede tener en la vida con toda la seguridad, es que va a morir, las demás cosas pueden suceder o no. De hecho, desencarnar es la consecuencia de una de las Leyes Morales, no siendo posible derogarla, porque es profunda y de un orden inmutable.
¿No es avasalladora esa afirmación?

Esa cuestión interesa a todos los hombres, porque todos estamos sometidos a esa Ley e irremediablemente pasaremos por ella.


Por lo tanto, el conocimiento de la supervivencia del espíritu abre los campos de las percepciones y asimilaciones de nuevos conocimientos, al mismo tiempo que conforta, apacigua, alienta y renueva al hombre, porque le da esperanza en un mañana.

Mirando de frente, el ser humano debe analizar las cuestiones que siempre ha intentado a lo largo de la historia contestar y ha buscado con incesante codicia la respuesta: ¿Qué pasará después?


Seguiremos vivos y podemos afirmar que somos espíritus inmortales, los seres inteligentes de la Creación. El alma es el ser inmaterial e individual que reside en nosotros y sobrevive al cuerpo.


Fuimos creados por Dios para un propósito, tenemos un destino que es colaborar con Él en su Creación. Somos sus pupilos amados, y Él ha creado para nosotros con Amor condiciones para que podamos llegar por nuestro propio perfeccionamiento a este destino.

Los hermanos que nos preceden, los buenos espíritus que vinieron durante toda la historia de la humanidad a auxiliar al hombre, vuelven ahora de una manera clara e innegable,a explicar de una forma metódica, racional y elevada las enseñanzas de Cristo, para ayudarnos a avanzar más rápido en el camino de nuestro destino, cambiando la perspectiva errónea que hemos asimilado después de tanto tiempo de ignorancia y aclaran que el porvenir depende de nosotros mismos.

El saber que estaremos vivos en el mundo espiritual, es tranquilizador, da al hombre confianza y esperanza, confirma las múltiples oportunidades de enriquecimiento noble y de valores elevados, que Dios nos concede en cada nueva encarnación; entonces ¿por qué no nos preparamos como es debido para ese pasaje?


Esos seres que han pertenecido al mundo corpóreo, constituyen ahora después de perder el cuerpo físico a lo que llamamos mundo espiritual.

De hecho en el ítem V de la introducción del Libro de los Espíritus el insigne pedagogo Allan Kardec nos declara esta certeza cuando afirma que las respuestas dadas por los espíritus son “un sello de tal sabiduría,  de profundidad y exactitud; revelan pensamientos tan elevados y sublimes, que no pueden emanar más que de una inteligencia superior, identificada con la moral más pura.

No obstante, Allan Kardec advierte también que “...otras veces son tan superficiales, frívolas e incluso triviales, que la razón se rehúsa a admitir que proceden de la misma fuente. Esa diversidad de lenguajes sólo encuentra una explicación en la diversidad de las inteligencias que se manifiestan...”

Entonces nos llama la atención para el discernimiento, en el análisis de las comunicaciones, porque el espíritu cuando desencarna será lo que haya forjado en sí mismo durante su vida, será las consecuencias de sus actos.

Por sintonía los actos van determinando la posición en que corresponderá vivir cuando llegue en el plano espiritual, porque bajo Las Leyes Morales, esta ley justa y equitativa, los actos son fundamentales y nadie podrá evadirse de ellos.

Es durante la vida encarnada que el espíritu escoge el sitio en que va a estar después de su desencarnación. Con sus actitudes, volcadas así al bien, la bondad, y el amor, vislumbrará un sitio donde podrá seguir trabajándose en esta línea de perfeccionamiento.

O por el contrario, con sus acciones desprovistas de honestidad y caridad, en un perpetuo combate de riqueza, gloria, vicios que son reinados de un día, se asociará a planos menos dichosos donde tendrá que recapacitar, arrepentirse y solicitar reajustarse con los designios de Dios.

Como consecuencia de ese conocimiento, a partir de ahora que eres consciente que seguirás vivo, es de suma importancia prestar atención en la vida actual, y preguntarnos cada día: ¿qué es lo que hice hoy por mí, por mi prójimo?

Aprovechar el tiempo en que estamos internos en esa escuela de la vida, es ser sabio y previsor. Algunos rechazan la oportunidad de enriquecimiento, en razón de la parálisis momentánea de sus facultades superiores, otros sin embargo prefieren la comodidad a que están acostumbrados, y desperdician las ocasiones de enriquecimiento superior. ¡No seas uno de ellos!

Indagar y examinar son los deberes que el hombre debe hacer, para evaluar sus actos y cambiar los que no se ajustan a la moral elevada secándola de la animalidad, asumiendo la dirección de su propia senda evolutiva.


El espiritismo mató la muerte, quitó el paño que la cubría demostrando que seguimos vivos, abriendo una visión amplia basada en fundamentos racionales, lógicos e irrefutables acerca del futuro del hombre como espíritu inmortal.


Cláudia Bernardes de Carvalho

06 enero 2021

UNA VISIÓN SOBRE EL MAESTRO JESÚS

 Carta del Gobernador Publius Lentulus al senado y pueblo de Roma que describe los aspectos físico y moral de Jesús el Cristo.
 
 
La carta fue mencionada por primera vez en el texto sobre la Vida de Cristo por el cartujo Ludolfo de Sajonia (Colonia, 1474), y en la Introducción a los trabajos de san Anselmo (Núremberg, 1491). Pero no se puede considerar como obra de Ludolfo ni de san Anselmo
 
De acuerdo con el manuscrito de Jena, un cierto Giacomo Colonna encontró la carta en 1421 en un antiguo documento romano enviado a Roma desde Constantinopla. El escrito debió haber sido escrito originalmente en griego durante los primeros siglos y posteriormente traducido al latín durante los siglos XIII o XIV; finalmente recibió su forma actual de manos de un humanista del siglo XV o XVI.
 
 
 

 



01 noviembre 2020

ENTREVISTA A SOLVEIG

 

ENTREVISTA 

Estamos en el XV Congreso Espirita Nacional, y al igual que en el anterior, la figura de una mujer que camina con su propio andador, que a la vez le sirve para sentarse, me llama poderosamente la atención. La observo como lo hice entonces y una profunda emoción me llena. Ver esa determinación e independencia, llena de valor, me lleva al respeto y la admiración.


Decido acercarme para conocerla un poco mejor y su calidez me rodea.
Tras un rato de conversación descubro que todo aquello de lo que hablamos y el sentimiento de su expresión merece darse a conocer a todos nosotros y le solicito permiso para realizarle una entrevista, con la intención de editarla en nuestro periódico, el periódico de todos vosotros.


En este comienzo del artículo tengo la incertidumbre de cómo expresar el resultado, si hacerlo literalmente o narrarlo….


Bien lo primero que hago, ya que estoy grabando, es preguntar por su nombre y su pronunciación. Tras enseñarme la pronunciación adecuada, me indica:


- Aunque mi nombre es Solveig, todo el mundo me llama Sol desde Brasil hasta la India. Es de origen noruego. Así se llamaba la heroína del famoso drama “Per Gynt” dictado por Enrique Ibsen. Significa Rayo del Sol, torrente del Norte.


- Es precioso, la verdad es que es precioso (al menos así me lo parece a mí).


Ahora te voy a hacer una pregunta indiscreta, si quieres me la contestas o si no me evades. ¿Cuántos años tienes?

- Uyyy, tengo ochenta y cinco, ochenta y seis. Síiii nací en 1923, pero siempre suelo añadir un poco, me comenta con una pícara sonrisa. (97 años en la actualidad)


-¿Añadir?
- Sí, siempre me ha gustado añadir un poco, porque cuando tenía 18 ya quería tener 20. Siempre he puesto 2 o 3 años más.


- Yo creo que no era necesario. Tú ya impresionas sin saber tu edad, sólo con mirarte.
Como veréis el sentido del humor de esta extraordinaria mujer es desbordante. No hay que decir que a lo largo de la entrevista las risas eran espontáneas.


- Bien Sol naciste en Suecia y allí que tipo de educación moral recibiste, protestante, católica.

- Nací en un ambiente maravilloso, con unos padres maravillosos y siempre me acuerdo de mi abuela que era muy religiosa y siempre cantaba canciones religiosas que me enseñaba a mí y que aún sigo cantando.
Eran protestantes, pero eran muy abiertos. Creíamos en Dios y Jesús.


- Tu vida la has desarrollado en Suecia. ¿Hasta qué edad?

- Vamos a ver. Hasta los 20 años estuve estudiando en Suecia, pero luego comencé a viajar. Primero a los países mediterráneos, comencé con Grecia, Asia Menor, África del Norte, Italia, y al final, España y Portugal. Mis compañeros no quisieron acompañarme a España, pero yo dije que el conocimiento de la Historia Antigua es incompleta sin conocer este país y si nadie quiere acompañarme yo voy sola. Y así fue.


-¿Qué te pareció España en esos momentos en los que tu llegaste a ella?
- Me pareció que había encontrado mi casa. Los españoles me recibieron con brazos abiertos.


-¿Estamos hablando de qué año?

- Bien son muchos años pero digamos sobre el año 52…53.


-¿Por qué tenias ese gusto por viajar por tantos lugares? ¿Qué era lo que te atraía para realizarlos?

- La Arqueología Antigua.


-¿Arqueología Antigua? ¿Eso es una maravilla? ¿No?
-Sí, es una maravilla, sí. Sí. Me enamoré de la cerámica y la piedra antigua. Tienen dibujos tan bonitos de aves, con alas explayadas que representan divinidades y eso me encantaba. Yo visitaba los museos y dibujaba todas las vasijas y lo publiqué en una tesis doctoral.


- ¿Cómo fue tu primer contacto con la doctrina espirita de Allan Kardec?

- Bien, yo siempre había sido religiosa ¿verdad?, pero no conocí a Allan Kardec hasta los 90 gracias a amigos en España y especialmente en 92 en el Congreso Mundial de Espiritismo que se celebró en Madrid. Estuve escuchando a los oradores, pero cuando subió Divaldo Pereira Franco al podio toda la sala comenzó a dar vueltas para mí y sólo veía a Divaldo, porque me impresionó tanto.
 

- ¿Le reconociste de alguna forma?
- ¿Qué?
 

-¿Le reconociste, te resultó como si hubieras vivido o conocido de otras vidas anteriores?
-Sí, sí seguro, sí, pero no tuve ocasión de hablar con él. Fue tres o cuatro meses más tarde cuando recibí una carta de Estocolmo, de la presidenta de la Federación Espirita Sueca diciendo que había invitado a Divaldo Pereira Franco a Estocolmo y que también quería invitarme a mí. Yo acepté. 

Cuando llegué allí, le vi y le escuché hablar en portugués. Todo el mundo admirado con una expresión un poco... insustancial, porque dijeron: “no entendemos. ¡Qué bien habla! , pero no entendemos el portugués. ¿Hay alguien que sepa hablarlo?
Entonces Divaldo clavó sus ojos en mí diciendo: “Voce, ayuda” y yo dije “no, yo no sé portugués”. –Sí sabes- dice él. Yo no sabía, pero fue como si apretaran un botón y empecé a interpretar del portugués al sueco, porque los espíritus me inspiraron y ya entonces sabía hablar esa lengua. Los espíritus nos ayudaron y desde entonces siempre le he servido de intérprete cuando visita los países nórdicos.


- ¿Hay un amplio movimiento espírita en los países escandinavos, Suecia, Noruega?



- Hay movimiento, pero tienen que luchar mucho. Como te he dicho la presidenta de la federación es brasileña casada con un sueco y han introducido el espiritismo en Suecia con ayuda de Divaldo y su primo Nelson. Durante 10 años les invitaron para dar conferencias allí.


Ahora ella está escribiendo un libro que se titula “Diez años con Divaldo.”


- Cuéntame para conocerte un poco más personalmente ¿cómo ha sido tu vida? Me has dicho que tenías una vida familiar muy amorosa con tus padres, que estuviste en Suecia hasta los 20 años donde estudiaste Arqueología Clásica, y a partir de ahí empezaste a viajar por varios países.


- A la vez que estaba estudiando Arqueología Clásica, estudiaba poesía. Después junto a mi compañero, mi esposo, fui a la India a estudiar yoga y sánscrito. Queríamos montar una escuela allí, pero ya mi marido dijo que no podíamos abandonar a nuestros hijos en España, no eran nuestros hijos biológicos sino nuestros alumnos. Les queríamos tanto como si fueran nuestra sangre, y ellos nos correspondían en igual medida. Dijo mi marido “vamos a montar una escuela en la India, pero cada año vamos a volver un mes a España para no abandonar a nuestras criaturas.


En el mes de agosto, cuando más calor hace. Volveremos.


Estando allí mi marido, mi compañero, tuvo un problema muy grave de corazón y tuvimos que volver a España. Y aquí pasámos unos quince días de tranquilidad en Navidad. Pero luego una noche, la Nochevieja, mi marido desencarnó bajo condiciones muy dramáticas, por lo que yo tuve un shock del que casi no me recupero durante mucho tiempo, y claro esto me ha estimulado aún más mi interés por el espiritismo.


 


Comencé a tener visiones, veía a mi marido a mi lado diciendo que no estuviera triste, que él seguía viviendo y que me llevaría a un maestro que me habría de ayudar.


Poco después fue cuando conocí a Divaldo.
 

Debo confesar que al llegar a este punto y sentir la emoción de este suceso narrado por Solveig me quedé sin palabras. Cuando pude asentar mi mente seguí de la siguiente manera:


- El sentimiento que te invadiría en esos momentos, imagino que sería de una gran Felicidad.
- Claro, todo esto me ha dado tanta fuerza ¿verdad? para seguir trabajando. Y yo sabía enseguida cuando encontré a Divaldo que si yo alguna vez en mi vida, que pensaba sería casi imposible, tuviera un centro espirita lo llamaría Ana Franco, nombre de la madre de Divaldo, porque me encontré siempre muy protegida por ella. En el Primer Congreso cuando yo escuché a Divaldo en Madrid, él habló de su madre, de cómo ella le había siempre estimulado su mediumnidad, siempre le había comprendido, siempre le había apoyado y cuando ella murió muy mayor, él estaba asolado, pero nueve días, nueve días después de su desencarnación se le apareció diciendo: “Divaldo, todo lo que tú me has dicho es verdad” y ella estaba vestida con el vestido blanco con flores azules, o sea, el primer vestido que él le había comprado con su primer sueldo, cuando tenía 18 años.
Y es que me encanta esa capacidad que tienen los espíritus, que con ayuda de su periespíritu pueden coger material del cosmos y prepararse vestidos y gafas… ¡Todo, para que les reconozcan! ¿verdad?


- Realmente es algo asombroso, y ojala algún día científicamente podamos demostrar, para que se crea, porque cuando tenemos esa vivencias personales y las cuentas, te suelen mirar con cara que expresa ¿y el siguiente cuento, cuál es?
- Si, si….


- ¿Tu crees que algún día la ciencia podrá mostrar abiertamente que todas estas experiencias que vivimos son reales?

- Los espíritus quieren mostrarlo pero hace falta que la gente sea más abierta, porque está muy cerrada. Es difícil hacer creer a la gente en el espiritismo. Somos pocos, pero algunos ven cosas tan fantásticas. Una cosa que me fascina también son los perfumes. No sé si tu has notado alguna vez, si estas con Divaldo, que te encuentras invadida de perfumes. Él dice: “son los espíritus que son felices, muestran su felicidad a través de ellos.” Esta es una capacidad bastante rara. Yo sé que había un famoso médium inglés que también hacía salir perfumes, pero son muy pocos los que tienen esa capacidad tan maravillosa que hacen perder los sentidos. Es una pena que haya seres que no puedan captarlos.
A veces cuando estoy trabajando con mis traducciones en casa y tengo una amiga a mi lado, ella dice: ¡Oh! ¿Qué es eso? ¿Ese perfume?
Los espíritus crean y de esa manera les hacen creer.


-Son manifestaciones muy bonitas, la verdad.
-Si, si.


- Me gustaría ahora preguntarte por tu centro. Me has dicho que se llama Ana Franco en honor a la madre de Divaldo. Cuéntame sobre su historia, cuándo decidiste abrirlo, con cuántas personas comenzaste.
- Bien, bien, tal y como te he contado anteriormente tenía esa intención, pero pasaron los años y yo seguía traduciendo libros, interpretando a Divaldo, etc., etc. Pero aún no tenía centro y ya empezó a reunirse gente alrededor de mí, y animándome y preguntando que porqué no montaba un centro, contigo de presidenta, me decían. Nosotros seremos tus alumnos y estudiaremos la obra de Kardec… Eh, yo dije que sí pero tuvimos problemas. Al principio, no les gustaba el local que había alquilado, pero entonces me dijo Divaldo: ¿Por qué no usas tu apartamento como Centro? Y allí realizamos una oración, Divaldo, Nilson, el Presidente, Raúl… y de esa forma hicimos la inauguración del centro en el mismo apartamento. Y yo siento ahora que mi apartamento es el centro de verdad. Además yo vivo allí.


- Eres una parte del centro.
-Sí. El centro tiene que estar completamente puro, no se permite fumar, no se come carne ni pescado. Tiene que estar lo más limpio posible. Nos sentamos en el suelo en cojines fabricados por la madre de una de las alumnas y bien, estamos montando una biblioteca, tenemos muchos videos y yo cada vez que voy a Brasil o Portugal vuelvo con la mochila llena. La mayor parte están en portugués y quiero que los españoles lean libros en ese idioma porque es muy fácil. Es difícil para los españoles hablarlo, pero leer, no. Y es que hay una literatura tan maravillosa en portugués.


En la biblioteca tenemos el Pentateuco de Kardec, los libros básicos, en varios idiomas, pues a veces vienen personas de Suecia, Noruega, Holanda, etc. Y así cada uno puede leerlos en su dialecto.


- ¿Cuántos libros has traducido?
- He traducido libros del portugués y francés al sueco.
La presidenta de la federación sueca, quería tener traducidos a ese idioma los cinco libros básicos de Allan Kardec, pero no sabía, y oyó una voz que le contó que conocería a una mujer que le ayudaría a llevar a cabo esa realización. Cuando me conoció en el Congreso de España del 92 empezamos a escribirlos en sueco, yo los interpretaba y ella los revisaba, así conjuntamente se ha ido realizando esa labor.
Después he ido traduciendo al sueco una fila de libros de Divaldo.



- ¿Cuántos idiomas conoces?

- Doce, catorce.


- ¿Realizáis algún tipo de trabajo social en vuestro centro?

- Sí, ayudamos a los enfermos. Cuando alguien nos habla de una persona enferma, oramos por ella, y a veces suceden “milagros”, lo que no existe según Allan Kardec, pero lo parecen. La oración ayuda. Cuando lo hacemos por alguien y está dentro de su destino, seguro que se cura.


- ¿Tenéis clase de mediumnidad o realizáis algún tipo de trabajo mediúmnico?
- Tenemos médiums, pero vienen con poca frecuencia. Como Allan Kardec dice que todos somos médiums, intentamos todos con ejercicios espirituales y con “amor” desarrollar nuestra propia mediumnidad, y a veces se muestra.


- ¿Qué tipo de mediumnidad tienes al margen de la espontaneidad a la que ya nos hemos referido?

- Tengo experiencias mediúmnicas como las que he expresado pero no soy médium que pueda decirte ven mañana a las cinco y vamos a hacer tal o cual cosa...


- Es bonito Sol esos efectos espontáneos, porque con ellos se demuestra que no hay lugar a la manipulación, ni al engaño.
- Verdad.


- Por último quiero preguntarte esa “paz” y esa “alegría” que irradias de dónde te viene.


- Suelo recitar un “mantra” de los muchos que aprendí viviendo en la India, que además, es uno de los preferidos de Divaldo y traducido del sánscrito dice:

“Guíame de la oscuridad a la luz,
Guíame de la irrealidad a la realidad,
Guíame de la muerte a la inmortalidad.
Paz, paz, paz.”

Muchas gracias Solveig por tu testimonio y por el buen rato que pasé realizando esta entrevista contigo. Eres un “SOL”.


Ana Sobrino
Centro Espírita “Entre el Cielo y la Tierra”
San Martín de Valdeiglesias (Madrid)

28 septiembre 2020

ESCÁNDALOS

 

Joanna de Ángelis / Divaldo Franco


EV Cap. VII, Item 12

¡Ay del mundo por causa de los escándalos!
Mateo, Cap. XVIII, v. 7



Todo aquello que violente el equilibrio, lo establecido, constituye un escándalo, una irreverencia atentatoria contra el orden. Como consecuencia, los efectos del acto dañino produce resonancia, deshumanizando al individuo y con él, al grupo social, en el cual está situado.


Por constituir un desequilibrio de aquel que lo practica, el escándalo, bajo el punto de vista de la psicología profunda, es una manifestación de la sombra que permanece en una vertiginosa expansión en el ser humano, generando vicios y hábitos mórbidos que conducen a desaires profundamente perturbadores, ya que terminan por afectar a aquellos que comparten su convivencia, su afectividad.

En este caso, invariablemente, es de naturaleza intima y nadie torna conocimiento, porque permanece actuando en el lado oscuro de la personalidad, fomentando disturbios emocionales y comportamentales de variado porte, que se transforman en conflictos de conciencia cuando son enfrentados con lo ético, lo social y lo espiritual.

Casi siempre, el individuo inmerso en la sombra, de la que tiene dificultad de libertarse, disfraza sus imperfecciones proyectando la imagen irreal de un comportamiento que está lejos de poseer, pero que se torna comúnmente, severo para con los demás y muy tolerante con los propios errores.

Establecida esa transferencia psicológica de conducta, pasa a vivir en un torbellino de pasiones y tormento de aflicciones que procura disimular con habilidad.

El lamento del Hombre-Jesús sobre el escándalo es portador de una energía nada común en Sus discursos, invitando a actitudes que serían absurdas si fuesen consideradas en la letra neo-testamentaria, que conclama a la eliminación del órgano por intermedio del cual se procesa el escándalo, antes que despertar en la Vida más allá del cuerpo con su modelo periespiritual degenerado.


Esto porque, todas las construcciones mentales del Espíritu, antes de alcanzar al cuerpo  e inducirlo a la acción de cualquier procedencia, son decodificadas por el agente intermediario, que se encarga de impulsar la forma física en la ejecución del propósito psíquico.

Siendo así, comprensiblemente la materia no es responsable por las acciones a que va siendo inducida. Razón por la cual, fortaleza y debilidad de carácter, de voluntad, de acción, pertenecen al Espíritu y no al cuerpo, que siempre refleja el origen de donde proceden.

Es inevitable que ocurran fenómenos perturbadores e infelices, considerando el nivel en que permanecen las criaturas humanas, su conducta anterior, los hábitos a los que se encuentran vinculadas. No obstante, cuando alguien se yergue para censurar y condenar sin autoridad moral el hecho, también produce escándalo, por esconder la deficiencia y se  resarce en aquel en quien proyecta la inferioridad que le gustaría eliminar de sí.

En esa propuesta se encuentra embutido el deber que a todos cabe, que es el de respetar las decisiones y acciones de su prójimo, por cuanto, quien se levanta para impedir el proceso de desarrollo de otro, sea por el motive que fuere, realiza un escándalo de agresión a su libre albedrio, envolviéndola en su sombra, de la que no consigue liberarse.

Ese es el sentido revolucionario de la palabra de Jesús, en torno a la necesidad de la auto-iluminación para arrancar el órgano escandaloso: lengua, brazo, mano, pie...

Erradicar en su origen la onda vibratoria que va a accionar el órgano es el esfuerzo que debe ser emprendido, de forma que sea eliminada la causa generadora de la futura acción malévola, de modo que el individuo se armonice, cambiando la línea direccional de las aspiraciones y de los compromisos a los cuales se vincula.

Inevitablemente, los escándalos se tornan necesarios en el mundo, porque constituyen advertencias para la observancia de los buenos principios por cuanto si así no fuera, difícilmente se pudiese aquilatar los males que producen los instintos agresivos, los comportamientos destructivos, invitando a las más audaces conquistas morales.

Para que los escándalos se tornen conocidos, las criaturas se convierten en sus intermediarias y es a esas a las que Jesús advierte con severidad, por cuanto están escribiendo el capitulo oscuro de su porvenir, en el cual enfrentarán los frutos putrefactos de las actitudes anteriores que ahora  exigen recuperación. 

Como es siempre más difícil reeducar, reparar y rehacer, el discurso de advertencia tiene cabida, ayudando al individuo evitar, aunque con austeridad, los muchos placeres que son de naturaleza primaria y perversa, de que disfrutarlos y pasar a vivir bajo la instigación o la conciencia intranquila y del corazón angustiado.

Cuando el individuo escandaliza, prescribe para si mismo consecuencias lamentables, y es conducido a recorrer el camino de vuelta con aquellos a quienes hirió o enfrentando los accidentes morales que fueron dejados en el transcurso de sus actos.

Por ahora, es necesario que acontezca el escándalo y sus escuelas morales y espirituales, porque, de esa manera, las criaturas pasan a considerar la profundidad del significado existencial, que es todo elaborado en compromisos de dignificación y de engrandecimiento moral.

Un campo no labrado se torna pasto de miasmas o de muerte, área desértica, salvaje o pantanosa, aguardando el arado y el drenaje, conforme fuere el espacio de que se disponga para sembrar y cultivar.

Las inclinaciones agresivas y conflictivas en el hogar o fuera de él, resultan de las acciones escandalosas del pasado, ahora de retorno, a fin de que se rehabiliten aquellos que generaron las dificultades, probando el pan amargo de su vicio y de su insensatez.

La única manera de construir el futuro dichoso, es extirpar de los sentimientos el egoísmo, ese gran responsable por los males que se multiplican en todas partes, sustituyéndolo por su antagonista, que es el altruismo, generador de bendiciones y estimulante para el crecimiento moral de aquel que lo cultiva.

En la conducta de sombra espesa del pasado muchos místicos, atormentados por el masoquismo, siguieron la severa propuesta de Jesús al pie de la letra, procurando amputar los órganos que anteriormente provocaron daños al prójimo, olvidados de que esos perjuicios son siempre de naturaleza moral, permaneciendo esculpidos en aquellos que los operan.

Esa necesidad de sufrimiento, de castración, de amputación, está superada por la razón, por el discernimiento, que demuestran las excelentes oportunidades que se pueden disfrutar utilizándolos de forma positiva y edificante, frente a las necesidades de toda naturaleza que son encontradas a menudo aguardando socorro y orientación.

¿Cuál es la utilidad de amputar la mano que abofeteó, cuando ella no pudo recuperar moralmente a aquel que fue ultrajado? Y ¿Cómo amputar el pensamiento vil, sino a través de la disciplina que cultiva aspiraciones ennoblecidas e induce a conductas de libertad?

Los vicios, que son herencias del primitivismo ancestral del ser, necesitan de la corrección mediante el esfuerzo emprendido para la adquisición de nuevas costumbres, aquellas que son saludables y contribuyen para el bienestar.

Sería un absurdo, en un hombre de excelente lucidez, arrancarse un ojo porque es instrumento de la envidia de aquello que observa, considerando que es en el Espíritu que se encuentra la falta, la inferioridad moral, la ambición desmedida de poseer lo que en otro percibe. Extirpar el órgano, de alguna forma altera el sentido mental del comportamiento, en cuanto es necesario corregir la óptica emocional para visualizar todo con alegría y gratitud a Dios, es la forma más ejecutable para la superación de las dificultades enraizadas en el ego discriminador.

Las alegorías del Maestro demuestran Su profunda sabiduría de esconder en la letra que mata, el espíritu que vivifica, porque las Suyas eran enseñanzas para todos los períodos y tiempos de la Humanidad, no solamente pura una fase del proceso evolutivo del ser humano y del planeta terrestre.

Penetrando en los arcanos del futuro, Él podía escudriñar su esencialidad y cultura, dejando desde entonces registrados los códigos de respeto por la vida y de integración en la Conciencia Cósmica.

La visión de unicidad de las existencias, en una psicología superficial, torna absurda la lección del Maestro con respecto a los escándalos, así como otras de notable actualidad, si son confrontadas con la doctrina de los renacimientos corporales, que contienen el sembradío de los actos y su cosecha, la realización de una etapa y su reencuentro en otra, constituyendo el método educativo y saludable para el desarrollo de todos los valores éticos que yacen dormidos en el ser profundo, aguardando los factores propiciatorios a su desarrollo.

En cuanto el ser humano no se libera de los perjuicios morales a los que se entrega, cabe el lamento del Maestro: - Ay del mundo por causa de los escándalos, frente a los infelices efectos que de él son consecuencia.

"Jesús y el Evangelio a la luz de la psicología profunda"
Joanna de Angelis/Divaldo Franco. 

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...