20 mayo 2019

PÁJAROS LIBRES


RABINDRANATH TAGORE


El poeta hindú Rabindranath Tagore (1861-1941) estudió literatura inglesa en la Universidad de Londres -Inglaterra-. De regreso a India, colaboró en periódicos y revistas, destacándose como un inspirado y prolífico poeta místico; ganó el Premio Nobel de Literatura en 1913.

A través de la psicografía de Divaldo, Tagore dictó tres obras líricas, editadas por LEAL de Bahía, tituladas: Estesia, Filigranas de Luz y Pájaros Libres. 
Tagore perteneció al Modernismo o Postmodernismo, en el que los poetas abandonaron las métricas o cualquier regla de composición, permitiendo que la poesía se desarrollara con gracia y naturalidad.

Una característica sorprendente era su lirismo puro, que era la forma en que su alma «latía» y se expresaba. Esta característica se mantiene en todas las obras poéticas mediúmnicas de Divaldo.



PÁJAROS LIBRES

 Los míos, son cantos que el corazón expresa como elogios rebosantes de emoción.

Las mías, son canciones que la ternura libera de las entrañas del alma y las lanza hacia los vientos viajeros, para rebasar las distancias.

Tengo la sensibilidad agudizada por el amor y libero la dulce música de la esperanza que yace en la ventana de mi pequeñez.

Difundo por el aire las notas del pentagrama que la vida entona en lo más profundo de mi ser.

Buscando a mi Rey y mi Señor, modulo mi verbo y llamo, y canto, y suplico.

Pájaros libres, vuelan conquistando el espacio en dirección al Infinito, y se visten de luz.

Durante los fuertes monzones y en la estación seca, mis pájaros cantan en libertad, de la misma forma, enriqueciendo el paisaje con sonidos y enmarcándolo con belleza.

Mis cantos son poemas vivos de amor que se liberan de la estrecha jaula de la emoción donde nacen y alcanzan la vastedad, como pájaros felices.

Acepta mis melodías, mi Señor, y haz que sean siempre como pájaros libres portadores de paz que proclaman una primavera perenne para todos los desdichados del mundo.

Así cantaré, y los míos, serán poemas y canciones inmortales.



UN LUGAR DE AMOR



En cada individuo existe un refugio inmaculado,

virgen, inexplorado, silencioso, profundo....


En cada criatura permanece un mundo,

santo e ignorado, nunca antes habitado,

esperando, enriquecido con ternura...


Hay, en el abismo de cada alma,

una roca, un lugar, una isla, un paraíso,

un rincón maravilloso por descubrir...


En cada corazón aguarda

un espacio abierto para el alba,

un campo inmenso para ser trabajado,

tierra de Dios, un lugar de ensueño,

un baluarte para el futuro...


En cada vida hay vicisitudes,

como en toda alegría

hay una suave melancolía

preludio de aflicción.


Sin embargo, hay un lugar en mí,

en la isla de mis sentimientos no revelados,

un abismo de esperanza,

un océano de alegría,

un cosmos fantástico,

para ofrecerte,

¡mi Señor!


Ven, amado mio, Rey y Señor,

disuelve mi ansiedad,

guíame por el camino de la salvación.


Y acoge dicho país extraño y solitario,

reinando en él e iluminándolo

con Tu luz celestial,

para que pueda avanzar felizmente,

hasta agotar mis fuerzas,

en Tu servicio libertador.


Ven, mi Rey, a mi refugio

y haz de mi vida un himno de servicio.

Y por Ti será una perenne canción de amor.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...