Presidenta: Solveig Nordström

Asociación sin ánimo de lucro. Inscrita en la Federación Espírita Española.

"Tendré siempre mis oídos abiertos para escuchar el llanto de alguien y mis ojos estarán observando para descubrir a los solitarios, escondidos en los pliegues de su manto de amargura" (Rabindranath Tagore)

Política de Privacidad

(El uso de esta web implica la aceptación de esta política de privacidad)

26 de julio de 2019

SWEDENBORG


EMANUEL SWEDENBORG



Swedenborg
Al iniciar su Historia en el Espiritismo, Arthur Conan Doyle dijo que es imposible fijar un dato para las primeras manifestaciones “de una fuerza inteligente exterior, de mayor a menor elevación, influenciando en las relaciones humanas”.



Actualmente, los espíritas consideran el dato del 31 de Marzo de 1848 (inicio de los acontecimientos de Hydesville) como el comienzo del movimiento de culminación con el espiritismo, “no hay momento en la historia del mundo en que no se encuentren trazos de interferencias sobrenaturales y su tardío reconocimiento por la humanidad”. (Doyle, A. C. -Historia del Espiritismo, Sao Paulo: El Pensamiento, 1960, p.33).

Conan Doyle, antes de abordar el episódio de Hydesville, hace un interesante estudio biográfico de tres grandes sensitivos, Emmanuel Swedemborg, Edgar Irving y Andrew Jackson Davis, cuyas actuaciones precederán a aquél período.

Enmanuel Swedenborg (1688-1772) nació en Suecia. Además de un gran vidente, fue un genio que abarcó prácticamente toda la ciencia y la técnica de su tiempo. Su padre fue un obispo.
 
Casa de Verano de Swedenborg en Skansen
Se graduó en Ingeniería en la Universidad de Upsala y estudió en el exterior bajo la orientación de los matemáticos y físicos más famosos: sir Isaac Newton, Flamsteed, Halley y De Lahire .
Se convirtió en una autoridad en Minería, Metalurgia, Ingeniería Militar, Astronomía, Física, Zoología, Anatomía, Economía Política y Finanzas. 

Visita de Divaldo, Nilson, Solveig y el grupo espirita sueco a Skansen
Swedenborg advierte de la vida después de la muerte
También era un profundo estudioso de la Biblia, un teólogo. Hizo proyectos de máquinas voladoras, submarinos, cañones de tiro rápido, bombas de aire y máquinas de vapor. Incluso, escribió varios poemas en latín.


Swedenborg estuvo fuera de su país cerca de cinco años, durante los cuales desarrolló sus innumerables conocimientos. Al regresar a Suecia, fue nombrado asesor del “Real Colegio de Minas”. La reina Ulrica le concedió un título de nobleza. Cuando se encontraba en el cénit de su carrera científica, abandonó toda aquella posición para dedicarse el resto de su vida a la divulgación del espiritualismo, creyéndose encargado de esta misión por Dios.

Desde la infancia, Swedemborg ya manifestaba señales de ser un dotado paranormal. Poseía una notable capacidad de clarividencia. Hayándose, cierta vez, en Gothenburg, percibió y describió fielmente un incendio que ocurría a casi 500 kilómetros de distancia, en Estocolmo. Emmanuel Kant se interesó por este caso y lo estudió minuciosamente.


En Abril de 1744, en la ciudad de Londres, sintió el desarrollo de sus facultades en toda su plenitud: <<Esa misma noche  el mundo de los espíritus, del cielo y del infierno, se abrió convincentemente para mi y encontré a muchas personas conocidas y de todas las condiciones. Desde entonces, diariamente el Señor abría los ojos de mi espíritu para ver, perfectamente despierto, lo que ocurría en el otro mundo, llegando a conversar, totalmente consciente, con ángeles y espíritus>> (Opus cit. p. 37).
Carl Linneus en el jardín de rosas de Swedenborg


En una de sus obras, La Verdadera Religión Cristiana (Sao Paulo: Freitas Bastos, 1964) puede leerse el siguiente y curioso párrafo: <<Todo hombre, según su espíritu se une a sus semejantes en el mundo espiritual, y es por así decir uno con ellos; y muy frecuentemente me fue dado ver, ahí en las sociedades, espíritus de hombres que aún están vivos, algunos en Sociedades Angélicas y otros en Sociedades Infernales; y también me fue dado hablar durante días enteros con ellos, y yo quedaba admirado de que el hombre, mismamente viviendo aún en su cuerpo, nada supiese en absoluto; por eso yo vi claramente que, aquellos seres que niegan a Dios, están ya entre los condenados y que después de la muerte son acogidos entre los suyos”. (Opus cit. p. 25).

Swedenborg, después de referirse a su primera visión, describió el fenómeno de exteriorización del ectoplasma: <<…una especie de vapor que exhalaba por los poros de mi cuerpo. Era un vapor acuoso muy visible y que caía al suelo, sobre la alfombra”. (Doyle, A.C. –Historia del Espiritismo, p. 37).

Las descripciones del mundo espiritual, hechas por Swedenborg, presentan dos categorías distintas. Una tiene carácter más místico y metafísico, pareciendo sobre todo creaciones de una mente exaltada de ardor religioso y producto de elaboraciones subconscientes. La otra muestra notable semejanza con los relatos espíritas más recientes y parece el resultado de experiencias personales mediúmnicas, durante las cuales el sensitivo debía haber estado en contacto directo con el mundo de los espíritus. 

Leer
Clic aqui para leer
Swedenborg dejó ingente producción escrita y lanzó las bases de una nueva religión, que hasta hoy tiene sus adeptos en varias naciones, inclusive en Brasil. (Sociedad de Nueva Jerusalém- Rua das Graças, 45, Río de Janeiro).

REVISTA DE ESPIRITISMO/ Nº 33/ OCTUBRE-NOVIEMBRE-DICIEMBRE DEL AÑO 1996.
Página 8/ 4º TRIMESTRE DE 1996/ PRIMÓRDIOS DO PERÍODO ESPIRÍTICO –por Hernâni Guimaráes Andrade



Es interesante apuntar que Emanuel Swedenborg ve en Dios al amor absoluto, al amor sin reservas, total y completo. La intención de Dios, afirma Swedenborg, es que toda su creación retorne al Cielo, destino que anhela incluso para los demonios más abyectos. La llamada Ira de Dios es explicada con sencillez: los pueblos primitivos necesitaban de un Dios iracundo, volátil, pero esa ira y esa volatilidad no estaban en Dios, sino en los ojos y corazones de sus primeros reyentes.




Leer
Click aquí para leer

 CITAS por Wikicuote

  • «Los verdaderos cristianos dicen en su corazón: un cristiano verdadero es aquel que vive como Cristo o como enseña el Señor. De esta manera se unificarían todas las diversas iglesias y desaparecerían todas las disputas que surgen de la mera doctrina, sí, incluso el odio recíproco se eliminaría instantáneamente y aparecería el Reino del Señor sobre la Tierra».
  • Fuente: Secretos celestiales, Nro. 1799.
  • «Pensar y querer sin hacer, cuando se puede, es como una llama encerrada en un vaso, que se extingue, o como simiente echada en arena, que no brota, más que se pierde, junto con su prolífico».
  • Fuente: El Cielo y sus maravillas y el Infierno de cosas oídas y vistas, Nro. 475 .
  • «No hallándose el hombre en medio del cielo y el infierno, no tendría pensamiento, ni voluntad, menos aun libertad y elección, porque todas estas cosas las tiene el hombre por el equilibrio entre el bien y el mal».
  • Fuente: El Cielo y sus maravillas y el Infierno de cosas oídas y vistas, Nro. 546 .
  • «En todo debe haber equilibrio a fin de que algo pueda existir; sin equilibrio no hay acción y reacción porque el equilibrio existe entre dos fuerzas, impulsando una y repulsando la otra».
  • Fuente: El Cielo y sus maravillas y el Infierno de cosas oídas y vistas, Nro. 589 .
  • «Nada es jamás libre si no viene de la voluntad; o lo que es lo mismo, de la inclinación que es del amor, porque todo cuanto el hombre quiere o ama esto hace con libertad».
  • Fuente: El Cielo y sus maravillas y el Infierno de cosas oídas y vistas, Nro. 598 .
  • «La Naturaleza está separada de Él y sin embargo es El omnipresente en ella comparativamente como la luz está en el ojo, el sonido en el oído, el gustó en la lengua, ó como el éter está en la tierra y en las aguas».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 26 .
  • «¿Quién no puede comprender, que el bien y el mal son opuestos, que si Dios por Su Omnipotencia pudiera querer y hacer ambos, no tendría Omnipotencia alguna? Sería tener dos voluntades opuestas, obrando ambas simultáneamente, de lo cual resultaría completa inmovilidad y por consiguiente impotencia».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 48 .
  • «El amor y la sabiduría, sin la tercera cosa que es el uso, pueden compararse con el calor y la luz del sol, los cuales, caso de no operar en hombres, animales y vegetación, serían cosas vanas e imaginarias».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 58 .
  • «En toda cosa perfecta hay pues una triplicidad, á saber: lo primero, lo intermedio y lo último, ó bien la intención, la causa y el efecto».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 162 .
  • «La voluntad es el receptáculo del amor y de los bienes, que son del amor, y el entendimiento es el receptáculo de la sabiduría y de las verdades, que son de la sabiduría. cada hombre es su propio amor y su propia sabiduría, ó lo que es lo mismo, su propio bien y su propia verdad. El hombre, es hombre por virtud de esto, y no por otra cosa alguna, porque nada en él aparte de esto es hombre».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 201 .
  • «Así como es imposible para Dios condenar al que conduce una buena vida y cree la verdad, así es también imposible para El salvar al que vive en la iniquidad y cree en falsedades; porque esto es igualmente contrario á Su Orden y por consiguiente contrario á Su Omnipotencia, la cual sólo puede operar con justicia, y las leyes de la justicia son verdades, que no pueden sufrir modificación alguna».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 260 .
  • «Puesto que la conjunción del bien con la verdad es como un matrimonio, es evidente, que el bien ama á la verdad y la verdad al bien, y que éste y aquélla desean unirse mutuamente. La conjunción del mal con la falsedad, interiormente mirada, no es matrimonio, sino adulterio».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 298 .
  • «La verdad es que la Creación no hubiera sido posible, sino según el Orden, y el Orden es principalmente, que el hombre sea una imagen de Dios, por lo cual se debe perfeccionar más y más en amor y sabiduría y así gradualmente ser hecho esa imagen».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 357 .
  • «De nada sirve el conocer el pecado si el hombre no examina los actos de su vida, con el objeto de ver si ha cometido pecado».
  • Fuente: La Verdadera Religión Cristiana, Nro. 375 .

CITAS SOBRE SWEDEMBORG

  • «Voltaire dijo que el hombre más extraordinario que registra la historia fue Carlos XII. Yo diría: quizá el hombre más extraordinario -si es que admitimos esos superlativos- fue el más misterioso de los súbditos de Carlos XII, Emanuel Swedenborg».
    • Jorge Luis Borges

  • «Un hombre de indiscutible cultura y fuerte intelecto matemático, inclinación mental extremadamente piadosa y seráfica; un hombre hermoso, encantador y profundo; en sus escritos se confiesan más verdades que en los de ningún otro autor; una de las mentes más nobles en el reino de la inteligencia; uno de los soles espirituales que brillará más aún a medida que pasen los años».
    • Thomas Carlyle

  • «Este hombre, que sus contemporáneos creyeron visionario y excéntrico, indudablemente llevó una vida más real que la de ningún otro en el mundo, un alma colosal, un gigante en su tiempo a quien sus semejantes no comprendieron. Para apreciarlo se requiere una gran distancia focal».
    • Ralph Waldo Emerson

  • «Nadie puede conocer la teología del siglo XIX sin haber leído a Swedenborg».
    • Henry Ward Beecher

  • «A mi modo de ver—comentó la admirada autora—, la filosofía de Swedenborg es la única que arroja luz sobre el otro mundo y explica mucho de lo que antes resultaba incomprensible».
    • Elizabeth Barrett Browning

  • «Me atrevo a asegurar que, como moralista, Swedenborg no podrá nunca ser bastante alabado. Como naturalista, psicólogo y teólogo merece en muchos aspectos la decidida gratitud y admiración de las instituciones profesionales y filosóficas. ¡Ojalá que muchos doctos maestros del presente estuvieran dotados de semejante locura, porque seríamos tres veces mas felices!».
    • Samuel Taylor Coleridge

  • «Emanuel Swedenborg poseyó el intelecto más cuerdo y de mayor perspectiva que haya conocido esta edad».
    • Henry James

  • «Swedenborg hizo todo lo posible por impartir una fe saludable y penetrante—las verdades racionales, que son las únicas capaces de proteger la religión de la ignorancia, la fuerza bruta y la astucia de quienes pretenden usarla como medio de opresión—. Los otros Mesías, aunque fervientes y sinceros, carecían de los conocimientos científicos, la comprensión de la psicología humana, las verdades combativas, sin las cuales es difícil evitar que la sociedad forje cadenas para aherrojar la mente y el cuerpo del hombre».
    • Helen Keller

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...