ACTIVIDADES PRESENCIALES CADA 15 DÍAS

ACTIVIDADES PRESENCIALES Y PASES CADA 15 DÍAS - VER

21 septiembre 2022

MÉTODO KARDECISTA

 


A lo largo del tiempo, la Ciencia ha legado al hombre una serie de conocimientos que han contribuido fundamentalmente al progreso de la humanidad, mediante el correcto uso de la razón y el razonamiento lógico-formal.


Con el Espiritismo aprendimos de Allan Kardec que la investigación, el análisis y las conclusiones de los fenómenos mediúmnicos deben seguir dos fundamentos: la razón, como enseña la ciencia, y el sentido común, según las pautas de la intuición o inspiración.


Con estas dos herramientas, Allan Kardec construyó el edificio doctrinal del Espiritismo, basado en manifestaciones mediúmnicas, algunas muy simples o triviales, pero que no escaparon a su aguda percepción, desarrollada en sucesivas reencarnaciones y en su excelente formación intelectual y humanista que recibió cuando renació en Francia en el siglo XIX.


- ALLAN KARDEC Y EL USO DEL MÉTODO EXPERIMENTAL EN LA INVESTIGACIÓN DE LOS HECHOS ESPÍRITAS

Hippolyte Léon Denizard Rivail, es el nombre del codificador de la Doctrina Espírita, más conocido por el seudónimo de ALLAN KARDEC, nació en la ciudad de Lyon, Francia, a las 19 horas del 3 de octubre de 1804. "Descendientes de una antigua familia católica de Lyon, de nobles y dignas tradiciones, fueron sus padres Jean-Baptiste Antoine Rivail, hombre de leyes, juez, y Jeanne Louise Duhamel .” Murió en la ciudad de París el 31 de marzo de 1869.

Rivail realizó sus primeros estudios en Lyon, siendo educado dentro de los estrictos principios de honestidad y rectitud moral . A la edad de diez años, sus padres lo enviaron a Yverdon (o Yverdun), una ciudad suiza en el cantón de Vaud , con el fin de completar y enriquecer su bagaje escolar en el famoso Instituto de Educación allí instalado en 1805 , del profesor -filántropo Juan Henrique Pestalozzi.

Después de completar sus estudios en Suiza, Rivail regresó a Francia, instalándose en París, donde trabajó como profesor en escuelas francesas y escribió varias obras de apoyo a la educación y la enseñanza.

Invitado a observar los fenómenos de las “mesas que giraban, corrían y saltaban”, se dio cuenta, en un primer momento, que en medio de la frivolidad e irreverencia que, en general, rodeaba la manifestación de los fenómenos mediúmnicos, había allí algo diferente, inteligente y trascendental, que podría ser la causa de los movimientos de la mesa. Posteriormente, se volvió asiduo a las reuniones, especialmente en la casa de la familia Boudin, teniendo la oportunidad de realizar preguntas a las supuestas mesas, incluso algunas pronunciadas mentalmente, pero todas respondidas con inteligencia y demostrando profundos conocimientos.

A medida que tomaba conciencia del tema, surgían naturalmente muchas preguntas y, aplicando el método experimental o racional, Kardec buscaba conocer en profundidad, el significado de estos fenómenos, como aclara en Obras póstumas:

Apliqué a esta nueva ciencia, como hasta ahora lo había hecho, el método experimental. Nunca desarrollé teorías preconcebidas; observaba cuidadosamente, comparaba, deducía consecuencias; de los efectos, trataba de averiguar las causas, por deducción y por la cadena lógica de los hechos, no aceptaba como válida una explicación, a menos que pudiera resolver todas las dificultades de la cuestión. … Comprendí, en primer lugar, la seriedad de la exploración que iba a emprender; percibí, en esos fenómenos, la clave del problema tan oscuro y tan controvertido del pasado y del futuro de la humanidad, la solución que había estado buscando toda mi vida. Era, en definitiva, toda una revolución en las ideas y las creencias: por tanto, había que andar con la mayor circunspección y no a la ligera; ser positivista y no idealista, para no ser engañado.

Al aplicar la herramienta del método científico en sus análisis, Kardec llega inmediatamente a dos conclusiones:

  • El simple hecho de la comunicación con los Espíritus, dijeron lo que dijeran, demostraba la existencia del mundo invisible circundante. 
  •  El segundo punto, no menos importante, fue que esa comunicación nos permitió conocer el estado de este mundo, sus costumbres.


En el libro La Génesis, reafirma cómo realizó la investigación de los fenómenos mediúmnicos y las conclusiones obtenidas, que luego fueron publicadas en las obras fundamentales de la Codificación Espírita:

Como medio de elaboración, el espiritismo procede exactamente de la misma manera que las ciencias positivas, es decir, aplica el método experimental. Cuando se presentan hechos nuevos que no se pueden explicar a través de las leyes conocidas, él los observa, los compara y analiza, y remontándose de los efectos a las causas, llega a la ley que los rige; después deduce sus consecuencias y busca las aplicaciones útiles. No establece ninguna teoría preconcebida; por eso no presentó como hipótesis la existencia y la intervención de los Espíritus, como tampoco del periespíritu, la reencarnación ni ningún otro principio de la doctrina.

Concluyó por la existencia de los Espíritus cuando esa existencia resultó evidente a partir de la observación de los hechos, y ha procedido de igual manera en cuanto a los otros principios. No han sido los hechos los que vinieron con posterioridad a confirmar a la teoría, sino que la teoría vino a continuación para explicar y resumir los hechos. Es, pues, rigurosamente exacto que se diga que el espiritismo es una ciencia de observación y no un producto de la imaginación. Las ciencias sólo hicieron progresos importantes después de que sus estudios se basaron en el método experimental; hasta entonces se creía que ese método sólo era aplicable a la materia, mientras que también se aplica a las cosas metafísicas.


ALLAN KARDEC Y EL USO DE LA INTUICIÓN EN LA INVESTIGACIÓN DE HECHOS ESPÍRITAS

Perplejo, ante la grandeza del conocimiento que presentaban los fenómenos mediúmnicos, el Codificador se da cuenta, sin embargo, que no siempre era posible obtener respuestas satisfactorias, claras y objetivas, utilizando sólo el método racional.

Entonces tuvo la feliz idea de asociar instrumentos de percepción extrasensorial a la metodología científica, como diríamos hoy en día. Guiado por la intuición, facultad bien desarrollada, definió un innovador método racional-intuitivo de investigación del fenómeno mediúmnico.

La intuición, por cierto, es una modalidad o aptitud psíquica muy común en los seres humanos en general, en los médiums en particular y, en especial, en los psicógrafos y psicofónicos. Aparece en la mente como un recuerdo de ideas o eventos, previamente conocidos por el encarnado cuando estaba en el estado de sueño y ensoñación. La intuición también se manifiesta cuando el médium es capaz de captar mental y sutilmente las ideas y sentimientos transmitidos por los Espíritus. Así, “ el médium intuitivo escribe el pensamiento que se le sugiere instantáneamente, sobre un sujeto determinado y provocado”.


MÉTODO RACIONAL-INTUITIVO DE COMPROBACIÓN MEDIÚMNICA

Propuesto por Allan Kardec para la interpretación de fenómenos mediúmnicos, el método racional-intuitivo es la hábil asociación de instrumentos científicos de observación, registro y procesamiento de datos con los recursos de la intuición, con el fin de extraer una o más conclusiones sobre un hecho o evento.

Al comienzo de sus investigaciones, el Codificador utilizó la racionalidad-intuitiva para comprender mejor el origen y razón de ser de las manifestaciones mediúmnicas que se daban, abundantemente, en la sociedad de la época. Posteriormente, este método se aplicó, entre otros, para:

a) clasificar y calificar la facultad mediúmnica;

b) comprender el papel de los médiums en la comunicación mediúmnica, su influencia moral y la del ambiente donde vivieron, las contradicciones mediúmnicas, falso y verdadero, y las mistificaciones;

c) explicar la relación Espíritu-médium, la acción anímica del médium, necesaria e innecesaria;

d) definir tipos y grados de influencia de los Espíritus en el mundo físico y cómo neutralizar/evitar la acción de los Espíritus inferiores;

e) identificar la naturaleza, las intenciones y la identidad del Espíritu comunicante;

f) organizar una reunión mediúmnica seria e instructiva.


Todas estas informaciones sirvieron de referencia para la elaboración de la Doctrina Espírita que, a partir del Libro de los Espíritus, escrito en forma de código, fue luego decodificado en las demás obras fundamentales, según un tema específico: El libro de los médiums, El evangelio según el espiritismo, El cielo y el infierno y La Génesis.

Un punto relevante, que no debe pasar desapercibido, es el que trajo consigo el nuevo orden del conocimiento: la cuestión moral. Esta se revela como la verdadera fuerza de la Doctrina Espírita que, en rigor, ha de transformar para bien al individuo. De ahí que Allan Kardec afirmaba: “ El lado más bello del Espiritismo es el lado moral. Es a través de sus consecuencias morales que triunfará, porque allí está su fuerza, porque allí es invulnerable …

Otro punto de capital importancia, que nunca tiene que ser olvidado por los espíritas, es que la referencia moral del Espiritismo está contenida en el Evangelio de Jesús: “La moral que enseñan los Espíritus es la de Cristo, porque no hay otra mejor … ”


Quiere decir, en otras palabras:

El Espiritismo no trae una moral diferente a la de Jesús. Los Espíritus vienen a confirmarlo y también a mostrarnos su uso práctico. Hacen inteligibles y patentes verdades que sólo habían sido enseñadas en forma alegórica. Y, junto a la moral, nos traen la definición de los problemas más abstractos de la Psicología. Jesús vino a mostrar a los hombres el camino del verdadero bien. 


 

REFERENCIAS

  1. KARDEC, Allan. El Génesis. trans. Evandro Noleto Bezerra. 2ª ed. 1. impuesto Brasília:febrero de 2013.

  2. . El evangelio según el espiritismo. trans. Evandro Noleto Bezerra. 2ª ed. 1.diablillo. Brasilia: febrero de 2013.

  3. . el libro de los espiritus. trans. Evandro Noleto Bezerra. 4. ed. 1. impuesto Brasília:febrero de 2013.

  4. . El Libro de los Médiums. trans. Evandro Noleto Bezerra. 2ª ed. 1. impuesto Brasília:febrero de 2013.

  5. . Obras póstumas. trans. Evandro Noleto Bezerra. Río de Janeiro: febrero de 2009.

  6. KARDEC, Allan. Revista Espírita: Revista de Estudios Psicológicos, Año IV, Noviembrede 1861, pág. 359. Trad. Evandro Noleto Bezerra. 3. ed. Río de Janeiro: febrero de 2006.

  7. WANTUIL, Zeus; THIESEN, Francisco. Allan Kardec: minuciosa bioinvestigaciónbibliográfico. 5ª ed. v. 1. Río de Janeiro: febrero de 1999.

  8. XAVIER, Francisco Cándido. Misioneros de la Luz.Por el Espíritu André Luiz. 45. ed. 1. impuesto Brasilia: febrero de 2013.








 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por sus Comentarios:

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...