Presidenta: Solveig Nordström

Asociación sin ánimo de lucro. Inscrita en la Federación Espírita Española.

"Tendré siempre mis oídos abiertos para escuchar el llanto de alguien y mis ojos estarán observando para descubrir a los solitarios, escondidos en los pliegues de su manto de amargura" (Rabindranath Tagore)

Política de Privacidad

(El uso de esta web implica la aceptación de esta política de privacidad)

23 de enero de 2020

DE ENFERMEDADES MENTALES Y OBSESIÓN


Muchos de los enfermos que sufren enfermedades mentales en los hospitales psiquiátricos, son en realidad víctimas de graves y antiguos procesos obsesivos, pero no en el concepto que emplea la medicina que es el mismo utilizado por el Espiritismo: obsesión. Sino entendiendo como tal la influencia malévola de un espíritu o espíritus sobre un ser encarnado.

La idea que la psiquiatría tiene de estas enfermedades es totalmente diferente, creyendo que todo es debido a un mal funcionamiento del cerebro, o a complejos procesos químicos, resultado de un sin número de causas externas al paciente y que provocan las enfermedades. 


Por supuesto que no estoy diciendo que todo tipo de trastorno o enfermedad mental sea debido a los espíritus obsesores; los traumatismos o golpes diversos en la cabeza pueden provocar trastornos diferentes: dolores de cabeza, somnolencia, visión doble, ceguera, y hasta el coma. Los virus o infecciones bacterianas, así como diversos procesos de infección y contagio, pueden atacar el sistema nervioso central, ocasionando diferentes patologías. 

Las carencias de elementos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano como deficiencias de vitaminas, alimentación inadecuada, trastornos hormonales, etc., así como el uso de tóxicos como el alcohol* u otras drogas son desencadenantes de tipos de trastornos físicos y psíquicos.

Algo que debemos tener siempre en cuenta es que cualquier molestia o desajuste nervioso se produce siempre por un desequilibrio que nace en lo más profundo del ser, que es su espíritu, y este desajuste es provocado por una causa determinada, que puede ser debida a algo exterior al que la sufre, o bien a él mismo. 


En el caso de que dicha causa persista, la molestia inicial se convertirá en trastorno, y éste en enfermedad, más o menos grave. El cuerpo físico es dirigido por el espíritu inmortal, y cuando dicha alma «filtra» los malos fluidos, en forma de enfermedad, lo hace primero a la psique y luego al soma. Hoy día la medicina ya conoce la influencia que puede tener la mente enferma sobre el cuerpo físico, ya que las emociones fuertes de alegría, odio, ira, estrés, provocan desequilibrios internos que luego pueden traducirse en enfermedades físicas como úlceras de estómago, eczemas, arritmias, debilidad física o astenia, cáncer**, y un largo etcétera.

* Notas del autor a la nueva edición. El alcohol, a pesar de saberse que es una sustancia considerada como droga dura, sigue siendo considerado diferente al resto de drogas que circulan por ahí, y hasta bien visto por la inmensa mayoría. Y debido a muchos intereses de la industria alcohólica, se publicita y hasta se paga a médicos y profesionales de la salud para hacernos creer que su consumo ( con moderación, nos dicen para curarse en salud ) es beneficioso para la salud. Otros médicos, más responsables e hipócraticos, nos advierten de que su consumo, hasta en dosis pequeñas, es perjudicial y tóxico.

** El temido cáncer no es otra cosa que el final de un proceso en el cual los fluidos perjudiciales, malsanos, y densos, que oscurecen y manchan el periespíritu, son drenados al cuerpo físico, haciendo este como filtro de ellos y materializándolos más tarde en la carne a través de tumores en una innumerable variedad e interminable clasificación por la ciencia médica con términos muy diversos. Podemos encontrar una profunda y valiosa información sobre esta terrible y actual enfermedad en la obra Fisiología del Alma, Dictada por Ramatís al médium Hercilio Maes.


                                              Por Juan Luis Sanchez Martí
=====================================
Solveig Nordstrom comenta:

Para mí uno de los libros más bellos psicografiados por Divaldo del Espíritu Victor Hugo trata de la locura. Me refiero al libro "Calvario de libertación"

Victor Hugo escribe en el prefacio:

"Dedico estas obras a aquellos que sufren limitaciones paralíticas, tormentos y disturbios mentales de toda índole".

Jesús enfrentaba y curaba muchas veces a personas que tenían un Espíritu enfermo.

En la Edad Media la ignorancia llevó a la hoguera a muchos enfermos por considerar que estaban en relación con Satanás. Fue a partir de la mitad del siglo XVIII cuando la enfermedad mental dejó de sufrir oficial persecución, aunque los enfermos continuaron siendo despreciados, odiados y rechazados por la sociedad.

Fue Philippe Pinel (1757-1826) que inició un cambio en el tratamiento de los enfermos mentales cuando estaba trabajando en los grandes hospitales de Paris: University Hospitals Pitié Salpêtrière y Bicetre Hospital. Con él comenzó un tratamiento humano de los enfermos. Antes habían estado encerrados junto a reclusos criminales en la más absoluta oscuridad de sus celdas.



PHILIPE PINEL


Pinel decidió dejarles salir de las celdas para contemplar la luz. Compañeros y guardianes le advirtieron que podia sufrir algún ataque por parte de los enfermos y que podría crear una situación comprometida que no pudieran resolver ni siquiera los celadores. Aún así, Pinel los liberó y al abrir las puertas de sus celdas los enfermos se acercaron para abrazarle y agradecerle por permitirles recibir la luz del sol.

Los escépticos le preguntaron: "Y si no puedes curarlos, que harás con ellos" y Pinel les contestó: "los amaré". 



En el libro "Calvario de libertacion" se describe el ambiente en estos dos hospitales en las paginas 156,157,158.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reflexiones

Reflexión 18/5/19

Ayuda al compañer@ en su camino. Acércate y ofrécele amistad. Pon a disposición de los demás la fuente generosa de tu amistad, ofreciendo...